• Luis Huerta y Pablo Lavandeira se suman a Lía Beel o Daniel Pérez como abanderados del deporte paralímpico en Castilla y León tras un verano de éxito en las citas continentales

  • La medalla de bronce de Lavandeira con la selección sub 22 de baloncesto en silla de ruedas culmina las tres conseguidas por los atletas en el Europeo de Berlín

 


Pablo Lavandeira besa la copa que acredita a la selección como tercera clasificada. / FEDEACYL
Pablo Lavandeira besa la copa que acredita a la selección como tercera clasificada. / FEDEACYL

Será complicado olvidar la cosecha de 2018. Recordada por la de aquel extraño verano meteorológico, en el que ellos fueron los encargados de subir la temperatura.

Tres meses de éxitos madurados en barrica de esfuerzo y macerados con el sudor de Luis Huerta, Pablo Lavandeira, Daniel Pérez o Lía Beel Quintana. Una cosecha recogida después de años de trabajo que han dado sus frutos en forma de metales y sonrisas, que abanderan los sueños de cientos de deportistas con discapacidad en Castilla y León.

La medalla de bronce lograda por Lavandeira el pasado fin de semana en el Campeonato de Europa Sub 22 de baloncesto en silla de ruedas, en Lignano Sabbiadoro (Italia), se suma al oro y la plata logradas por la burgalesa Lía Beel Quintana; y la plata lograda por el leonés Daniel Pérez en el Europeo de Berlín del pasado mes de agosto.

“Sabíamos que teníamos un Europeo en el que teníamos opciones de conseguir una medalla, pero no ha sido fácil”, explica Lavandeira. “Lograr el bronce ha sido un logro muy satisfactorio después de jugar quizá el partido más importante de nuestras vidas”, añade el jugador vallisoletano del Grupo Norte.

“Hay que tener en cuenta que la selección española llevaba diez años sin ganar un metal, y qué mejor forma que hacerlo derrotando a la campeona del mundo, como es Gran Bretaña”, afirma Lavandeira, quien después de debutar con la selección española absoluta en el Mundial de Hamburgo, en el que la Roja finalizó quinta, ha sido de los destacados en el Europeo italiano.

“Va a ser difícil olvidar el verano. Al principio de la temporada me marqué poder debutar con la selección, y lo logré en el último partido del Mundial y encima con canasta”, refleja Lavandeira, quien ya trabaja de nuevo con su club de cara a una campaña apasionante en la competición regular de baloncesto en silla de ruedas.

Dos ‘veteranos’ muy jóvenes

Daniel Pérez posa con su medalla de plata lograda en el salto de altura en Berlín. / FEDEACYL
Daniel Pérez posa con su medalla de plata lograda en el salto de altura en Berlín. / FEDEACYL

La  irrupción de Pablo Lavandeira, de 18 años, se suma a la de otro vallisoletano, el nadador Luis Huerta, quien también pese a su juventud, recibió la llamada de la selección absoluta de natación para acudir al Europeo de Irlanda. “Ahora quiero estar en el Mundial de Malasia del próximo año”, defiende Huerta, quien se muestra ambicioso tras lograr tres diplomas paralímpicos en Dublín.

Huerta Poza no ha cumplido aún los 18 años, y forma parte de una generación de deportistas que se suman a los ‘veteranos’ Lía Beel y Daniel Pérez, pese a que los dos atletas internacionales aún son sub 23. Esta característica hace prever años de trayectoria internacional para los deportistas castellanos y leoneses. Quizá la del 2018 sea la primera cosecha de muchas, con un destilado de éxito que no tiene por qué siempre ir acompañado de medallas, sino de la mera transmisión de valores de Huerta, Pérez, Quintana o Lavandeira a cientos de deportistas que siguen sus hazañas en Europa y en el mundo.

Daniel Pérez se quedó a las puertas de los Juegos Paralímpicos de Londres cuando aún era menor de edad y ahora tiene en Tokyo su sueño más inmediato tras lograr el pasado agosto la medalla de plata en el Europeo de Berlín. “Me quedo con que creo que ahora soy un atleta con más experiencia, con la capacidad de cambiar objetivos… Esa sensación de poder anticiparme a los posibles problemas es lo que más destaco”, afirma Dani.

“Aún es pronto para hablar de la preparación para los Juegos, pero sí que está en el horizonte. Creo que vamos a realizar una preparación parecida a la de Brasil, porque mejoré muchísimo. A ver si esta vez puede ser la verdad y puedo estar en los Juegos”, concluye Pérez Martínez, quien junto a Lía, lidera a una estirpe de deportistas que marcan los nuevos aires del movimiento paralímpico en Castilla y León y en España.

 

Lía Beel: “El Europeo de Berlín ha sido el mejor Campeonato de mi vida”

Etiquetas: 000000000