El fútbol sala es un deporte derivado del fútbol con la peculiaridad de que se juega en interior y en terremo de juego más pequeño. En la cancha juegan 5 contra 5 durante dos periodos de 20 minutos cada uno. Los jugadores de este deporte precisan de una gran habilidad técnica y dominio sobre el balón, así como velocidad y precisión en la ejecución tanto al recibir, pasar o realizar gestos técnicos. Inicialmente regido por la Federación Internacional de Fútbol de Salón (FIFUSA), hoy existen dos entes mundiales: la Asociación Mundial de Futsal (AMF) y la Federación Internacional de Fútbol Asociación (FIFA). Esta última transformó una modalidad deportiva denominada “Fútbol 5” muy similar al Futsal de la FIFUSA.

Futbol Sala o Futbol 5 para deportistas ciegos

El fútbol sala o fútbol 5 es un deporte paralímpico que lo practican exlcusivamente deportistas ciegos totales, excepto los porteros, que pueden ser personas sin discapacidad visual. El fútbol sala de ciegos formó parte del programa oficial de los Juegos Paralímpicos por primera vez en Atenas 2004. Sigue el reglamento de la FIFA, con una serie de adaptaciones:

El balón es de cuero y sonoro. Se disputa al aire libre por la importancia que tiene la percepción acústica con al intención de evitar la inadecuada resonancia de los estadios cerrados. La dimensiones del campo son de 40 m por 20 m, siendo el suelo de hierba artificial. Cada equipo está formado por (1) un portero y (4) jugadores de campo. El tiempo de juego es de 50 minutos dividido en dos tiempos de 25 a tiempo corrido con 10 minutos de descanso.

El área de penalti es semicircular de seis (6) metros, y dentro de esta se encuentra el área del portero. Ésta es rectangular y mide 5 x 2 metros, siendo la distancia de lanzamiento del doble penalti de 8 metros. Las porterías son las del reglamento de la FIFA, es decir, 2 x 3 metros. Los laterales están limitados por vallas de 1 a 1,2 metros y se convierten en una importante aportación a la orientación de los jugadores.

Reglamentos