Noticias

Cuando la raqueta marca el camino

Más que tenis
  • La Escuela Más que Tenis de la Fundación Rafa Nadal en Valladolid recupera la actividad tras el confinamiento con medidas de seguridad y la ilusión de sus alumnos

  • El centro, que acumula una década en activo, alberga a los mejores deportistas de las pistas, que regresan a los entrenamientos “con muchas ganas”


El atleta internacional sordo, Javier Soto. FEDEACYL
Adolfo trata de devolver la pelota en presencia de Alberto. FEDEACYL

A Gabi, Róber, Alberto y Adolfo, el regreso a las instalaciones de la Escuela ‘Más Que Tenis’ de la Fundación Rafa Nadal les dio “alegría”, “ilusión”, “algo distinto después de tanto tiempo”.

Fueron las frases con las que agasajaron a César Sacristán, su entrenador, quien como ellos, recuperó la sonrisa de la mejor manera posible: con una raqueta y un sinfín de pelotas que, por una vez -y sin que siga de precedentes-, no le importó recoger de todos las pelotas de la pista del centro deportivo de la Federación de Tenis de Castilla y León, en Valladolid.

El deporte de la raqueta fue el primero en recuperar la normalidad en Castilla y León, en su modalidad adaptada. La normalidad, descrita como “nueva”, llevó aparejada medidas de seguridad, que los propios jugadores agradecieron. “Si alguno tenía miedo a venir, se le ha pasado al ver las distancias y los controles de acceso a la escuela”, señala el técnico de la Federación de Deporte Adaptado de Castilla y León (Fedeacyl).

Medición de temperatura, acceso solo para jugadores y técnicos, mascarilla obligatoria, gel hidroalcohólico en la puerta, y una supervisión casi continua “para que los chicos solo se preocupen de entrenar”, añade Sacristán, quien valora “el buen nivel” del regreso a las pistas de sus alumnos. “Ahora se trata de recuperar el toque, pero me ha sorprendido para bien cómo han venido”, afirma el profesional vallisoletano, quien interrumpe su valoración para pedirle a Alberto, quien pertenece a Asprona Valladolid, que no golpee tan fuerte a la pelota en sus primeros raquetazos después de tres meses.

La escuela, que acaba de cumplir una década en la capital vallisoletana como uno de los proyectos pioneros de la Fundación Rafa Nadal con personas con discapacidad junto a Special Olympics y Plena Inclusión, se ha convertido en uno de los proyectos más llamativos de Deporte Adaptado Castilla y León en consonancia con la Federación de Tenis autonómica, que también trabaja estos días en recuperar la normalidad de sus federados.

En el caso de los tenistas de Fedeacyl, la escuela ha retomado la actividad con división de turnos “para evitar la concentración de deportistas”, explica David Fernández, secretario general de la federación. “Está suficientemente distanciados y es un deporte al aire libre, pero les da tanto confianza a ellos, como a las familias”, indica Fernández Atienzar, quien destaca que esta será la línea a seguir en la “reactivación” de programas y deportes, como en el caso también de la natación, que arrancará en las próximas horas.

Rutina de antes del confinamiento

El atleta internacional sordo, Javier Soto. FEDEACYL
Róber posa en su regreso a las pistas de tenis. FEDEACYL

La vuelta a la pista de los tenistas estará marcada por “recuperar la rutina” de antes del confinamiento, indica César Sacristán. “Empezaremos primero a coger mucho toque, que sientan el golpeo de la pelota que es fundamental, y lo hagan primero a media pista, para, posteriormente, ir desplazándose hacia atrás”, analiza el entrenador vallisoletano.

“Así recuperarán el toque que tenían antes de la cuarentena. También hay que recuperar un poco el movimiento de piernas, que están, como es lógico, un poco lentos“, agrega César, quien, aún así, aplaude la buena disposición y la “ilusión” con la que se ha retomado una raqueta que marca el camino del regreso para el deporte adaptado en Castilla y León.

Etiquetas: 00000